Fieras, alimañas y sabandijas 

 

 

 

                        Revista de divulgación zoológica

 

                                         Inicio     Archivo de artículos     Archivo animal de la semana  

                                                         Actualidad     Enlaces     Sobre nosotros

 

 

-         ¿Saben nadar las jirafas? y otras preguntas y respuestas

 

 


-¿Todos los perros son cazadores?

 

En todo perro, incluyendo los de las razas más domésticas y remilgadas, se esconde un lobo, un cazador infatigable. Todos los perros descienden de lobos y otros cánidos salvajes que fueron domesticados hace unas decenas de miles de años, demasiado poco tiempo como para borrar sus instintos primordiales. Además, la mayoría de los actuales perros de compañía derivan de razas usadas para la caza hasta hace relativamente poco tiempo. Los caniches fueron empleados en Europa como perros de caza hasta el siglo XVIII, en que fueron adoptados por la aristocracia como mascotas de compañía. El pequeño papillon desciende del spaniel, un perro muy apreciado para cobrar las piezas en las cacerías; los yorkshire terrier derivan de perros usados para cazar ratas, y los chihuahuas han sido usados hasta hace poco tiempo para perseguir ratones. Incluso las razas domésticas de perros de patas cortas y troncos alargados, como los perros salchicha (teckels) o los bassets, han sido usadas desde hace muchos siglos como perros rastreadores en las cacerías. No son rápidos, pero sí obstinados (no abandonan nunca una presa) y no se asustan ante el olor de peligrosas fieras, como los jabalíes.


-¿Las jirafas saben nadar?

Nadie ha visto nadar a una jirafa. Con su cuerpo tan alto, da la impresión de que no podría mantener el equilibrio en el agua, quedaría de costado y se hundiría. Pero esta idea parece errónea, según muestra un modelo informático del cuerpo de la jirafa, elaborado teniendo en cuenta el peso, la forma, la capacidad pulmonar y el centro de gravedad de una jirafa real. La conclusión fue que con profundidades mayores a 2,8 metros las jirafas pueden flotar sin ahogarse. Su natación sería muy torpe, ya que su cuello debería colocarse en una posición paralela a la superficie del agua, sus movimientos serían restringidos y sus músculos se contraen lentamente.


-¿Por qué a los gatos no le gusta el azúcar?

 

Los científicos han descubierto la razón de la total indiferencia de los gatos por el azúcar (a bastantes gatos les gustan los dulces, pero esto es debido a las grasas y otras sustancias que contienen, no al azúcar). Dos genes que dan las instrucciones para fabricar dos proteínas que conforman el receptor del sabor dulce en las papilas gustativas están plagados de errores, en todos los felinos actuales. En uno de los genes falta nada menos que una secuencia de 247 nucleótidos, lo que impide que se forme una de las proteínas necesarias para completar el receptor. Lo que aún se desconoce es qué se produjo primero: si fue la mutación y los gatos se convirtieron en totalmente carnívoros por no poder paladear el azúcar, o si la conducta carnívora precedió a la mutación. Esto es más probable, porque una mutación en los receptores del azúcar en un animal carnívoro no afectaría a la supervivencia ni a la reproducción y no sería eliminada por la selección natural.

Los felinos son casi los únicos mamíferos a los que no les gustan los azúcares. 


-¿De qué se alimenta la hormiga vampiro?

 

Las hormigas de la especie Adetomyrma venatrix, de Madagascar, son llamativas porque tienen una morfología primitiva, poseen un aguijón muy largo y las reinas no desarrollan alas. Pero el hábito que más ha sorprendido es su poco civilizado sistema de alimentación. En vez de esperar a que las larvas regurgiten alimento (sistema común en la mayoría de especies), las obreras y reinas de A. venatrix muerden la piel de las larvas, provocando la salida de líquido nutricio (la hemolinfa). Las adultas no causan heridas graves, pero esta conducta parece abusiva, sobre todo porque la alimentación debería ser sólo al revés, de los mayores a las crías. Pero muchos himenópteros sociales usan a las larvas para nutrirse, ya que son auténticas máquinas de ingerir y procesar el alimento.

Esta conducta parece ser precursora de la trofalaxis que desarrollan hormigas más avanzadas, en que los miembros de la colonia se pasan alimentos de unos a otros.


-¿Cuánto tiempo puede estar un vencejo sin posarse?

 

Los vencejos son las aves mejor adaptadas al medio aéreo: comen, beben, cogen materiales para sus nidos y se bañan en el aire. Pasan la noche aleteando lentamente en las alturas (no se sabe si duermen o no). También en muchas ocasiones se aparean en el aire. Los vencejos en edad reproductora pueden estar hasta 9 meses seguidos sin posarse, cosa que sólo hacen en roquedos, tejados y árboles, para construir el nido y cuidar de la descendencia. Pero los jóvenes logran una proeza aún mayor, ya que desde que abandonan el nido hasta que alcanzan la madurez reproductiva, están hasta 21 meses volando sin parar.

 

Los vencejos pueden migrar anualmente desde Centroeuropa hasta Sudáfrica y recorrer volando 300 km al día.

 


-¿Por qué los osos tienen los pies planos?

 

Los osos apoyan toda la planta del pie, como los humanos, al andar. Son, pues, plantígrados. Los animales plantígrados son más lentos y torpes que los digitígrados, los que se apoyan en los dedos o las uñas para andar, pero en cambio pueden levantarse fácilmente sobre sus extremidades posteriores, para alcanzar la comida de los árboles, por ejemplo, o para dominar a una presa (los grandes felinos también se apoyan sobre la planta de sus pies cuando están forcejeando con una presa). Los osos, animales omnívoros y oportunistas, sacan mucho partido de estas ventajas. La locomoción sobre las plantas de los pies es un rasgo generalmente primitivo entre los mamíferos, y fue una adaptación necesaria para los antecesores arborícolas de muchos grupos, como los carnívoros. Precisamente muchos carnívoros pertenecientes a grupos primitivos, como el extinto perro-oso, las mangostas o el fosa de Madagascar, son plantígrados o semiplantígrados. Además, los animales grandes de cada familia (osos, pandas, tejones, glotones, etc.) se apoyan en la planta de los pies para sostener mejor su peso.

Al caminar sobre las plantas de los pies, los osos están predispuestos, como nosotros, a la formación de callos y juanetes.


-¿Hay mamíferos de sangre fría?


Heterocephalus glaber, la rata topo desnuda de África centro-oriental, no tiene casi pelo y forma colonias similares a las de las hormigas, con una reina y obreros. Su temperatura corporal se mantiene constante, a 30ºC, la de las galerías subterráneas en las que vive (muy baja tratándose de un mamífero). Es un animal de sangre fría, pues su fuente de calor es externa. La rata topo desnuda ha desarrollado un comportamiento y una fisiología que le permiten adaptarse a condiciones ambientales extremas. Como encontrar su alimento, tubérculos de plantas, es muy difícil en las áridas regiones en que vive, el riesgo de morir de hambre sería muy alto si cada rata se dedicase a buscar alimento por su cuenta. La mejor estrategia es formar colonias grandes, compartir el escaso alimento y que los individuos sean pequeños. Como los animales pequeños gastan más que los grandes simplemente en mantener su metabolismo, han renunciado a despilfarrar energía en mantener alta y constante su temperatura corporal y adquieren el calor del ambiente.

Probablemente esta baja temperatura corporal esté relacionada con la alta longevidad de estos roedores (viven hasta 30 años).

 


-¿Es verdad que los arborícolas viven más?

 

Sí, los animales que viven en los árboles, tomados en su conjunto, viven más que los que están confinados al suelo. Antes se sabía que las aves voladoras y los murciélagos viven más que sus parientes terrestres del mismo tamaño. Vivir en las alturas reduce las muertes por depredación y la exposición a microorganismos causantes de enfermedades y a otros peligros ambientales. Al ocupar un medio tridimensional, como el de los árboles, aumenta muy significativamente el número de posibles rutas de escape de depredadores y de lugares donde esconderse. Al reducir las muertes por causas externas, los animales arborícolas vivirán más años de media y tienen más probabilidades de experimentar mutaciones que aumenten su longevidad máxima, que serán favorecidas por la selección natural (las que reduzcan la longevidad sencillamente serán eliminadas de la población).

Los seres humanos debemos gran parte de nuestra alta longevidad a que nuestros antepasados han vivido durante muchos millones de años en los árboles.


-¿Cuál es la criatura más rápida?

 

Los copépodos, crustáceos minúsculos (1-2 mm de longitud), pueden moverse en relación a su tamaño a velocidad supersónica: hasta medio metro por segundo durante sus saltos. ¡Como si nosotros pudiéramos movernos a 1.800 km/h, y además en el agua! Claro que esta velocidad sólo la mantienen unas milésimas de segundo. Esta marca los convierte en los animales más fuertes: desarrollan durante sus saltos una fuerza entre 10 y 30 veces superior a la generada por otras especies animales e incluso por algunos motores mecánicos. Además, los copépodos se cansan  poco, ya que poseen forma hidrodinámica y cuentan con cuatro o cinco pares de patas para nadar y saltar, y con un sistema de pequeñas extremidades auxiliares que vibran creando una minicorriente continua de líquido.

Los copépodos son animales tremendamente abundantes tanto en el mar como en aguas dulces.

 

- ¿Qué sienten los animales con los besos?  

Los animales también se besan. Muchos mamíferos se lamen las caras, los elefantes meten su trompa en la boca de otro y los pájaros se frotan los picos. Para algunos investigadores, el beso íntimo podríamos haberlo heredado de nuestros antepasados primates, que lo usan frecuentemente como medio de apaciguamiento. Los bonobos, o chimpancés pigmeos, se besan frecuentemente en la boca, a veces sin motivo aparente, incluyendo en su repertorio los besos con lengua. El contacto hocico – hocico es un paso requerido en el cortejo de varios animales, entre ellos los felinos. Los científicos opinan que esta conducta es parte de un sistema de comunicación química de origen muy antiguo. Los animales obtendrían por medio del olor información acerca de la compatibilidad genética de la pareja, especialmente a través del órgano vomeronasal, situado entre la nariz y la boca, que es sensible a las feromonas y otras sustancias. Por medio de la saliva, el macho puede también transferir testosterona a la hembra, lo que incrementa su apetito sexual. 

 

 

 

Nota: publicadas, con algunas modificaciones, en el MUY especial de invierno de 2.010.

 

 

 

                                         Inicio     Archivo de artículos     Archivo animal de la semana  

                                                         Actualidad     Enlaces     Sobre nosotros